¿Cómo enfriar jarras de cerveza?

Cuando el calor aprieta no hay nada mejor que una cerveza bien fresquita. Para disfrutar de esta bebida es completamente necesario que esté cuanto más fría mejor. Por eso, te damos algunos trucos y consejos para ayudarte a enfriar jarras de cerveza de forma rápida y eficaz. Sigue leyendo y aprende los mejores trucos para disfrutar de una cerveza bien fría.

Vasos, jarras y tubos al congelador

Este es un tratamiento rápido, clásico y eficaz. No garantiza una bebida helada, pero al menos aporta algo de frescura. Básicamente, esto implica ser proactivo antes de comenzar a beber. Solo humedeces los vasos que quieras usar y los metes en el frigorífico. Cuando llega el momento de servir la bebida, se saca la copa del frigorífico y se llena con el líquido deseado. Una solución sencilla que, si bien no hará milagros, te permitirá disfrutar de algo más fresco. Por supuesto, si eres un amante de la cerveza, solo ten cuidado, ya que el agua helada del vaso se derrite y la bebida se vuelve insípida.

Enfría cervezas con spray de aire comprimido

A primera vista, utilizar un chorro de aire comprimido para enfriar cualquier tipo de bebida puede parecer una técnica que pocos considerarían efectiva, pero lo es. Es efectivo y solo requiere una botella del mismo que se utiliza habitualmente para limpiar a «soplado» entre los huecos más inaccesibles como teclados, cámaras o ordenadores. Una vez que lo tienes, debes darle la vuelta para que al apretar el botón no salga dicha sustancia. En cambio, será el gas propulsor, el componente que se libera bajo presión. Este es el responsable de las sustancias que promueven estos aerosoles, que suelen encontrarse a muy bajas temperaturas.

Si apunta el chorro de gas directamente a la botella o lata de cerveza y mantiene el rociador boca abajo, puede observar que se enfrían en segundos. De hecho, los congela si se mantienen demasiado tiempo. Por eso, basta con derramar las bebidas para que en poco menos de un minuto se puedan disfrutar como recién salidas de la nevera.

ADEMÁS DE JARRAS DE CERVEZA, TAMBIÉN TENEMOS...